toldo vertical

Cuáles son las ventajas del toldo vertical

Con el regreso del verano, los balcones y las terrazas adquieren todo el protagonismo. Una opción para disfrutarlos en su totalidad son los toldos, lonas diseñadas para cubrir el área y proteger del sol o la lluvia a las personas que lo usan. Aunque los asociamos como tejados de coloridas telas sobre estos espacios, este no es el único tipo que existe.

En la actualidad, los fabricantes de estos objetos cuentan con una inmensa variedad. Por supuesto, se mantienen las lonas tradicionales que se encajan y retiran de forma manual pero se han sumado variantes a medida, con mecanismos de recogida o con compartimientos incorporados que los guardan hasta un próximo uso.

Pues bien, de esa variedad hacen parte los toldos verticales. Como su nombre lo indica, su ubicación es diferente a la habitual. Eso sí, el propósito no cambia pues logran reducir la entrada de los rayos solares, la lluvia o el viento. Incluso, podría decirse que por su estructura brindan una mayor protección. No en vano, estas lonas se utilizan popularmente en restaurantes, bares o negocios que tiene un espacio al aire libre y no quieren que sus clientes pasen incomodidades.

Diferencias del toldo vertical con el toldo tradicional

Como ya se mencionó, la modificación característica es su distribución. En el caso de las lonas verticales, se precisa una estructura más extensa. Sin embargo, la forma más común de instalarlo y preservarlo es hacerlo en forma de cortina enrollable. Así, el toldo queda suspendido sobre el balcón o la terraza hasta que sea necesario su uso.

En la lona tradicional, el espectro de protección es menos amplio. Cuando la tela se utiliza de pie, actúa como una pared. Dependiendo de la tela, su uso en el punto álgido del verano no aumentará la sensación de calor y durante el otoño, evitará las corrientes de frío que traen los vientos. Además es una forma ideal para mantener la privacidad en la terraza o el balcón.

Además, se trata de una cubierta entera de tela. Por los materiales de fabricación, la mayoría de toldos previenen la entrada de los peligrosos rayos ultravioleta. Esto no quiere decir que el bloqueador solar se hará inútil. Todo lo contrario, será un elemento protector para las personas que estén bajo el toldo y reducirá las quemadura u otros daños en la piel.

Finalmente, este es el único tipo de dosel que puede usarse durante todo el año. Su uso no está pensado para una estación específica. Así que si las condiciones lo permiten, puede ser una gran alternativa para disfrutar los hermosos atardeceres del otoño o una taza de chocolate caliente en el invierno.

Si te diste cuenta, los toldos verticales pueden ser un increíble complemento. Con su instalación, el espacio exterior de tu casa o negocio se integrará por completo, no reducirá la entrada de luz natural y te permitirá observar vistas inolvidables. ¿Qué esperas para conseguirte uno de estos? Tus amigos, tu familia y tus clientes lo agradecerán.